4 motivos por los que tener una pagina web según OliverCG.

4 motivos por los que tener una página web

¿Eres de los que creen que tener una página web no tiene importancia o es casi prescindible? ¿Crees que es suficiente con tener perfil en las redes sociales y generar audiencia allí? Por supuesto, una de las formas de hacer crecer tu startup, pyme o empresa es apostar por las redes sociales, pero ¿por qué no utilizar esa misma estrategia para, de paso, crear y potenciar tu web? Aquí tienes 4 motivos por los que tener una página web así que, ¡quédate y veamos por qué te equivocas!

Crear tu página web debe ser el pilar sobre el que se apoye toda la comunicación de tu empresa, basen tus estrategias de marketing y el escaparate a través del que muestres los servicios de tu empresa.

En esta ocasión, he querido empezar por la conclusión a la que voy a llegar y la que voy a ir defendiendo punto por punto. Al final, espero que tu mismo hayas sacado la tuya propia y, de paso, te animo a que la compartas conmigo en los comentarios.

Todos los puntos están ejemplificados para facilitar su comprensión. En el, imaginemos que existe una persona que quiere vender sus artículos (o servicios) y que existe un tablón de anuncios (red social) ajeno al que jamás se puede llegar físicamente, pero sí se puede publicar en el y el cual es visualizado por muchas personas.

 

Privacidad

Aunque quizás en importancia no sea la primera, sí que debe ser la mas preocupante. Estamos muy hechos a compartir contenido con solo un par de clics así como dedicarle mucho tiempo a visualizar contenido, sin preocuparnos de la privacidad del mismo. A lo largo de los años, las principales redes sociales han ido adaptando y mejorando nuestra privacidad y su política de la misma, pero muchos de nosotros aún seguimos sin entender del todo lo que significa.

Que solo uses las redes sociales como forma de mostrar tus servicios en vez de crear una web y compartirla hace que realmente el contenido de esa red social no sea tuyo. Podrás llegar a mucha audiencia e incluso a tu buyer persona pero toda esa información y huella digital que vas dejando en las redes sociales realmente no es tuya, sino de la propia red social. En muchos de los casos, incluso estamos aceptando que la propia red social reutilice nuestro contenido, cediéndole los derechos sobre el mismo.

Si lo aplicamos sobre el ejemplo, disponer de una página web sería como tener su propio tablón, el cual a su vez podría ser publicado y vinculado en ese tablón externo “con tanto éxito”.

 

Autoridad

Disponer de una página en las redes sociales mas usadas en el sector de tu startup, pyme o empresa es fundamental para llegar o captar posibles clientes, pero ¿te has parado a pensar que no dejarán de ser siempre “tus páginas de …” esa red social? Al generar contenido, audiencia y, en general, interacciones en esas redes sociales estamos haciendo que aumente su autoridad y poder. Evidentemente podrás llegar a tener una comunidad realmente amplia, pero seguirá siendo dentro de la red social.

Usar solo las redes sociales para general el contenido, compartirlo y buscar posibles clientes hace que estés regalando esa autoridad y poder asociados a la red social. Qué te parecería si te dijera que se puede seguir haciendo lo mismo, pero ganando esa autoridad en tu marca digital. De esa forma, irías teniendo cada vez más fuerza en el mundo digital. Mola, ¿no?

Volviendo al ejemplo, esta persona estaría favoreciendo que el tablón externo fuera cada vez más popular, a costa del contenido asociado a su tienda o artículos. Tener su página web haría que esa popularidad la ganara su marca digital.

 

Imagen corporativa

Sin duda, la imagen corporativa es un aspecto esencial de tu startup, pyme o empresa. Debe ser sinónimo de lo que eres, lo que haces y cómo lo haces. Por tanto debe estar cuidadosamente diseñada para disponer y enseñar las mismas cualidades que hacen de ti o tu proyecto algo especial. Ya que dedicas una parte importante de tu esfuerzo o tiempo a este apartado, ¿por qué no hacer que tu marca (y huella) digital se impregne totalmente de esa imagen corporativa?

Las redes sociales están llenas de funcionalidades extra que son realmente útiles. Muchas de ellas incluso marcan las pautas a seguir en la comunicación digital. Pero una cosa está clara, y es que se centran en el contenido. Aunque nos permitan personalizar la forma en la que compartimos esa información, sigue siendo dentro de unos límites establecidos por las mismas redes sociales.  Disponer de tu propia página web hace que puedas diseñar cada aspecto de la misma, mostrando y adaptando tu contenido con tu imagen corporativa.

De acuerdo con el ejemplo, disponer de una página web y por tanto de su tablón propio, le permite poder personalizarlo completamente deteniéndose no sólo en el contenido, sino en cómo muestra ese contenido. Luces atrayentes, tipografías milimétricamente diseñadas y en general cualquier elemento que consiga captar la atención del que lo visite ¡Imaginación al poder!

 

Visibilidad

Si aún estas dudoso, este será otro de los aspectos que quizás consiga aclararte. Lamentablemente, hoy en día existen muchas empresas que ofrecen los mismos servicios (o parecidos). Es en el momento en que necesitamos algún servicio cuando comienza la búsqueda de alguien que pueda suplirlo. Para ello, podemos buscar la recomendación de alguien conocido, buscar en internet o buscar físicamente. En el caso de que el primero no tenga éxito, pasaremos a hacerlo por internet, y esa búsqueda arrojará mas de un resultado de empresas parecidas.

Si esa búsqueda se hace en la red social, habrá un resultado por perfil de empresa, contenido compartido con esa búsqueda y/o grupo (si la red dispone de esta funcionalidad). Si por el contrario la búsqueda se realiza en un buscador como Google, y tu startup, pyme o empresa solo tiene los perfiles de redes sociales, aparecerá (en el mejor de los casos) un resultado por perfil.

Bastan hacer un par de cálculos para darse cuenta que hay una probabilidad baja de que ese usuario dé con tu empresa y contrate tus servicios. ¿Por qué quedarte entonces con las redes sociales, negándote a llegar a mas publico y aumentar ese porcentaje tan valioso especialmente si eres emprendedor?

En el ejemplo, no sólo disfrutaría de la visibilidad del tablón externo, sino que lo ampliaría con la visibilidad del tablón propio al tener su página web. ¿Te cuento un secreto? No se lo cuentes a nadie, pero… Con los debidos pasos el tablón propio puede llegar a tener más visibilidad que el externo.

Y aún hay más. Pues cada contenido nuevo creado en tu página web hace que incremente la probabilidad de que un nuevo cliente dé contigo; se lleve una buena sensación de tu imagen corporativa; incremente la autoridad de tu marca al interaccionar, enriquecerse y quizás suscribirse al contenido de tu página y, por último, bajo tu control. ¡Y todo ello sumado a los beneficios que nos dan las redes sociales! ¿A qué estás esperando? 😉

 

Tanto si te han convencido alguno de los puntos como si no, te reto a que te pongas en contacto conmigo y tengamos una reunión. Estaré encantado de conocerte, saber tu opinión y, quién sabe, si ayudarte a dar el paso y tener tu página web propia. Para ello, solo tienes que usar alguna las vías de comunicación de mi página o el formulario de contacto superior derecho. ¡Estas también a 2 clics!

Felicitacion Navidad 2018 de OliverCG

6 consejos para tu campaña navideña

Ya sabéis que la planificación es la clave para emprender (y no solo para eso). Y a pesar de que la navidad es cenas de empresa (aunque a veces no exista ninguna empresa 😉), reuniones familiares y detalles con nuestros seres queridos, no debemos de olvidarnos que es una época importante para nuestra empresa y cómo cuidamos de nuestros clientes y mostramos nuestra imagen.

Por ello, aquí os dejo mis 6 consejos para planificar y definir vuestra estrategia de marketing durante la campaña navideña de este 2018.

 

Identifica los días clave

Que probablemente sean los días clave también para ti. Una buena planificación tiene en cuenta los días especiales y señalados del año, y establece las acciones que se llevan a cabo durante ellos. En el caso de esta Navidad 2018, estos días pueden ser:

  • 22 Diciembre: Sorteo de la Navidad
  • 24 Diciembre: Nochebuena
  • 25 Diciembre: Navidad
  • 28 Diciembre: Día de los Santos Inocentes
  • 31 Diciembre: Nochevieja
  • 5 – 6 Diciembre: Noche y día de Reyes

Estos días te ayudarán a optimizar y lograr mejores resultados en tus estrategias de marketing digital o email marketing. Hazlo con tiempo, tranquilamente. Obtendrás mejores resultados, contenido de calidad y te permitirá disfrutar más de tu tiempo durante estas fechas.

 

Actualiza tu imagen

Tanto si tu página web está centrada en tu marca personal, como si eres parte o responsable de la imagen corporativa de tu empresa, modifica temporalmente tu logotipo (y/o isotipo) y dale un toque navideño. Humanizarás el aspecto y darás la sensación de estar actualizado, activo y cercano con tus usuarios. La inmediatez de la tecnología y las redes sociales hacen que tengamos que estar actualizados continuamente. Aprovéchalo para diferenciarte y destacar.

 

Felicita y expresa tus mejores deseos

Este paso es el más creativo y el que más te permite innovar. Desde la típica tarjeta Navideña hasta detalles personalizados. Trata de destacar y llamar la atención, pues conseguirás un mayor impacto y obtendrás mejores resultados. Pero cuidado, trata de no ser intrusivo porque si no conseguirás el efecto contrario. Hoy en día estamos muy acostumbrados a la publicidad y cualquier atisbo de intentar vender tu producto o tus servicios forzosamente puede hacer que el usuario lo identifique como propaganda y harás que pase olímpicamente de tu felicitación.

 

Crea contenido agradable, atrayente y menos formal que el resto del año

Puedes aprovechar para sacar tu lado más humano. Crea contenido audiovisual con el que apoyar tus publicaciones y artículos y enséñalos al mundo. Dependiendo del tipo de empresa que tengamos, tendremos que optar por una estrategia de marketing mas agresiva para conseguir mas conversiones (en el caso de los comercios electrónicos) y en cualquier caso, crear contenido de calidad que haga que se suscriban a nuestra página web y, quien sabe si después de la Navidad, contraten nuestros servicios.

 

Si tienes opción, crea alguna oferta de Navidad

Como he dicho en el apartado anterior y dependiendo del tipo de empresa, puedes aprovechar para realizar una estrategia de marketing más agresiva sobre tu “buyer persona”. Crea una nueva estrategia SEM, ofrece algún descuento en tus servicios y haz irresistible no beneficiarse de ella. Siempre lo digo, pero por supuesto cuantifica y realiza un análisis posterior para ver qué impacto ha tenido sobre tus usuarios.

 

No te olvides de ti y tus compañero de trabajo

Hasta ahora me he centrado en tus usuarios (y ojalá futuros clientes), pero no hay que olvidarnos de nuestros empleados, compañeros de trabajo o ¡de nosotros mismos! Crear un buen ambiente no cuesta tanto: coloca unas cuantas luces de Navidad; pon un abeto con unos cuantos adornos de Navidad; o poneros gorros de Papa Noel durante la jornada. Deja que te impregnes del espíritu de la Navidad y más de alguna risa se escuchará. Esta demostrado que si estamos contentos, rendimos más, así que ¿por qué no vamos a fomentar el compañerismo y participar activamente en regalar nuestro bien mas preciado, la felicidad?

 

¿Y tú, que opinas? ¿Tienes algún consejo más que se me haya pasado por alto?

 

Todo esto parece fácil pero lleva su tiempo. Si eres de los que la actividad principal de la empresa no te permite disponer de tiempo suficiente para realizar tu campaña navideña 2018, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de alguna las vías de comunicación de mi página o el formulario de contacto superior derecho, y estaré encantado de ayudarte y acompañare durante el proceso. ¡Estoy seguro que te sorprenderás de los resultados!

Pagina de inicio de squoosh.app by Google. Captura realizada por OliverCG.

Squoosh, la nueva app de Google para optimizar imágenes

¿Alguna vez habéis tenido que enviar una foto por email y no os ha dejado por el tamaño? ¿Habéis tenido que recurrir entonces a algún servicio de archivos en la nube o incluso aplicación de escritorio para comprimir dichas imágenes? ¡Estamos de suerte! Google, el gigante de internet, nos ha dado hoy una gran noticia: ha lanzado la nueva squoosh.app. Una web que nos permite convertir, comprimir y optimizar imágenes con una gran cantidad de personalización.

 

 ¿Por qué es tan importante el tamaño de las imágenes?

 

La inmensa mayoría de nosotros llevamos un smartphone en el bolsillo que, entre otras muchas cosas, es capaz de hacer fotografías. Algunos de ellos hasta implementan 2 cámaras (llegando incluso a las 5 cámaras traseras del futuro Nokia 9) que nos ayudan con la luz, enfoque o zoom óptico. Todo esto hace que el tamaño final de la fotografía se incremente cada vez más, y esto, sumado a la cantidad ingente de fotos que hacemos al cabo del día, puede suponer que nos quedemos sin memoria interna rápidamente en nuestros dispositivos.

 

Por supuesto una de las soluciones es comprar un móvil con una capacidad mayor. O bien comprar una tarjeta microSD para ampliar la memoria. No obstante, esta soluciones son el típico pan para hoy, y hambre para mañana, ya que tarde o temprano nos quedaremos sin capacidad y ese día creedme que llega.

 

Por otro lado, si eres desarrollador web o has lidiado alguna vez con alguna página, sabrás que una imagen que pese demasiado ralentiza la carga de recursos de una página. Esto empeora nuestra accesibilidad e incluso llega a repercutir negativamente en nuestra estrategia SEO. Pero claro, una imagen de mala calidad o pixelada empeora también nuestro resultado final, dando la sensación de un contenido pobre.

 

Entonces tenemos que recurrir a otras soluciones como usar otro formato de archivo mas óptimo o comprimir más las imágenes para que ocupen menos.

 

JPEG vs otros formatos de imagen

 

Rara es la persona que no ha escuchado hablar del famoso formato de imágenes JPEG o JPG. Técnicamente no se trata de un formato de archivo sino más bien de una compresión que nos permite ahorrar bastante espacio dependiendo del grado de compresión que se elija. Esta compresión es con pérdidas, lo que quiere decir que estamos perdiendo información de alguna forma, aunque muchas veces es imperceptible para un uso normal.

 

Existen muchos otros formatos de archivos que nos ayudan con esta tarea dependiendo de nuestras necesidades. Desde HEIC, el formato que se ha inventado Apple para reducir sus imágenes desde iOS 11, hasta WebP, el formato que se ha inventado Google que provee una compresión superior para la web, tanto con como sin pérdidas.

 

Genial pero, ¿cómo gestionamos todo esto?

 

La tarea de comprimir o convertir imágenes era algo tediosa hasta hoy, que podemos empezar a usar Squoosh: una web desarrollada por Google. Aunque vamos a ver la utilidad que nos ofrece con un ejemplo, os adelanto que se puede usar hasta sin conexión. Para ello, necesitaremos cargar la web con internet por primera vez, y desde ese momento estará disponible para nosotros de forma offline.

 

Squoosh imagen cargada

 

Como vemos, podemos empezar a usarla nada mas cargar la página, sin necesidad de registrarse o mayores clics. Podemos subir nuestra imagen o bien elegir una de las cuatro de ejemplo que nos ofrecen. Lo primero que llama la atención es el separador que se encuentra a mitad de pantalla. Con él, podemos revisar cada parte de la foto y comparar ambos lados en tiempo real. En nuestro caso, hemos elegido que la imagen original se sitúe a nuestra izquierda y configuraremos los diferentes parámetros a la derecha.

 

Diferentes opciones squoosh

 

El primero de ellos es el formato de salida, a elegir entre: Original image, OptiPNG, MozJPEG, WebP, browser PNG, browser JPEG o browser WebP. En función de éste se nos despliegan mas opciones entre las que figuran: redimensionar, reducir la paleta de colores, activar o desactivar las pérdidas, esfuerzo o grado de compresión, calidad, transparencia y más parámetros avanzados que analizaremos en profundidad mas adelante en otro post.

 

A continuación, te dejo con una tabla comparativa del tamaño final, en la que se han usado los parámetros recomendados por la propia utilidad y reduciendo las dimensiones de la imagen a 1000 pixels de ancho. ¡Cuidado! El proceso de compresión de la imagen corre por cuenta de nuestro navegador y por tanto de nuestro equipo, el cual necesitará más o menos tiempo dependiendo de los parámetros o de las prestaciones de dicho equipo.

 

FORMATOTAMAÑO DE ARCHIVO
Original4,64 MB
OptiPNG (esfuerzo = 1)10,3 MB
MozJPEG395 KB
WebP230 KB
Browser PNG13,6 MB
Browser JPEG649 KB
Browser WebP230 KB

 

Llama la atención como el formato PNG arroja un tamaño mayor del archivo original. Para OptiPNG hemos tenido que modificar el parámetro del esfuerzo o grado de compresión a 1 debido al alto consumo de recursos utilizados y a que el tiempo del proceso de compresión era mayor de 5 minutos (¡wow!).

 

Queda en nuestra mano elegir los parámetros óptimos, comprobar el resultado y descargar el archivo final con el formato deseado. Quién sabe si realmente se hará con un hueco entre nuestros marcadores. Te animo a que lo pruebes y, nunca mejor dicho, lo veas por ti mismo.