Planificación en una pizarra blanca de OliverCG.

Planificación, la clave para emprender

Ya hemos visto las 6 profesiones que necesitarás para emprender pero ¿te pasa que vas solucionando problemas conforme los encuentras y parece que no avanzas? ¿Crees que emprender es demasiado para ti y que no podrás hacerlo? Lo primero respira profundo, pues es completamente normal y no solamente para los emprendedores o estrategas del marketing digital. Lo segundo y una de las claves de cómo ser emprendedor es la planificación. No es nada nuevo, por supuesto, pero eso no significa que sea fácil llevarlo a cabo. En este artículo os daré algunos consejos para conseguir una buena planificación y no perderte entre las tareas que van surgiendo.

Encuentra tu sitio

El primero de ellos es el lugar donde vas a realizar la tarea. De la misma forma que no se nos ocurriría hacer una tortilla de patatas en cualquier lugar (pensemos en un cuarto de baño por ejemplo), tampoco deberías organizarte (para emprender o definir tus estrategias de marketing digital) en cualquier lado. Debes buscarte un sitio adecuado que disponga de, a ser posible, los siguientes elementos:

  • Conexión a internet. No deberías tener problema con esto. Hoy en día existen muchas cafeterias con conexión WiFi, o quizás tengas una compañía movil con suficiente tarifa de datos para realizar tethering desde el móvil o, claro está, usando el internet de casa.
  • Mesa de escritorio, preferiblemente amplia aunque no demasiado, pues tendemos a llenarla siempre de cosas. Esto puede llegar a ser mas problema que solución si no llevamos un orden o clasificación.
  • Silla cómoda. Ya sea de escritorio o de salón, mientras estés cómodo y sea adecuada a la altura de la mesa (los brazos tienen que reposar bien sobre la mesa, ni muy altos y muy bajos), no hay problema.
  • Ventana al exterior. Sería fantástico que pudieras disfrutar de la luz natura, o incluso solar mejor que mejor. A veces también necesitarás tomar el aire, así que si no tienes esta opción, considera dar un paseo no muy largo previo o intermedio al hueco reservado a tu proyecto.
  • Música. Encuentra algún estilo o usa alguna de las listas predefinidas de tu plataforma de música en streaming que sean inspiradoras para ti. Según un estudio de Teresa Lesiuk de la Universidad de Windsor, Canada, escuchar música mientras trabajas influye positivamente en el rendimiento. Eso sí, bajo ciertas circunstancias.
  • Ten a mano siempre algo de beber. Preferiblemente agua, ya que te ayudarán a hidratarte durante toda la jornada. Si realizas una parada en algún momento, un café, té o bebida con cafeína te vendrán bien también.

Encuentra tu momento

Si ya tienes el sitio donde poder emprender o definir tus estrategias de marketing, echa un vistazo a tu calendario y encuentra ese hueco para ti y tu proyecto. No tienes por qué empezar con 5 horas al día, empieza por algo sencillo para ti y luego vas incrementándolo si fuera posible o necesario. Tampoco tiene por qué estar todas esas horas juntas aunque si es recomendable, pues hacer el cambio de tarea siempre lleva un tiempo. Siempre será mas óptimo si consigues juntar las horas en la misma franja.

En caso de tener huecos pequeños, intenta que sean de, al menos, 1 hora, pues a veces el tiempo invertido en recordar en qué punto estabas, sumergirte en materia e ir documentando y apuntando las siguientes tareas puede ser mayor al tiempo que realmente pasas avanzando.

A veces tendemos a esperar a que nos venga la inspiración para trabajar, sin embargo tenemos que esforzarnos (que no forzarnos) y crear una rutina. Hay que ser paciente, una vez creado el habito, será mas fácil conseguir tu musa y seguir avanzando.

Ahora sí, planifícate y organízate

Si has llegado a este punto, enhorabuena, pues en realidad ya te estás planificando. Ahora trata de llenar esos huecos organizando lo que vayas a hacer en los mismos. Una buena estrategia sería definir las tareas a realizar durante un tiempo específico: la semana actual, dos semanas o incluso en el mes actual. Puedes hacer uso de una hoja de cálculo, un quizás un poco olvidado folio en blanco y lápiz, o incluso plantearte comprar una pizarra blanca con rotuladores. De esta forma, conseguirás recordar rápidamente de dónde vienes, hacia dónde vas y lo que deberías hacer hoy.

No temas a escribir y anota todo aquello que veas necesario. Y lo que no lo es, también. Quizás no te haga falta ahora, pero puede que sí más adelante. Tanto si acabas de definir las tareas a realizar, como si ya las has definido y se crean otras nuevas, prioriza. No porque sea más antigua tiene más importancia o viceversa. Y, eso sí, échale un vistazo de vez en cuando para no perder el foco de lo que estés haciendo.

Por último, evalúa los resultados

No lo olvides. Cada tarea realizada tendrá una repercusión, quizás positiva o quizás negativa. No temas a estas últimas, pues serán muy valiosas para crecer. Obtén estadísticas, tan valiosas por ejemplo en tus estrategias de marketing digital. Después, analízalas y saca las conclusiones que te ayudarán a definir las siguientes tareas. Una vez más tendrás que tener paciencia, pues los resultados no tienen porque verse en un corto plazo.

 

Si aún tienes alguna duda, te recomiendo que contactes conmigo usando alguna de las vías de mi página principal o el botón que encontrarás en la parte superior derecha de ésta misma página. Estaré encantado de estudiar tu situación y ofrecerte un presupuesto ajustado a tus necesidades.