Profesiones para emprender por OliverCG.

6 profesiones que necesitarás para emprender

¿Tienes un proyecto y te vas a lanzar a emprender? ¿Estas solo, o en equipo, pero tienes dudas de si sois suficientes? Formar un equipo no es tarea fácil, pero sí es cierto que hay ciertas profesiones con las que necesitarás trabajar tarde o temprano. Por supuesto, no son indispensables en tu equipo, pero si cuentas con ellas, ¡estás de suerte! Veremos cuáles son y en qué punto las echarás en falta, así como algunos consejos para formar el equipo inicial.

Índice de contenidos

Formar equipo

Encontrar otra persona que tenga la misma motivación, ganas de trabajar y no tenga prisa por ganar dinero es realmente difícil. Si alguna vez has emprendido sabrás que es bastante improbable que se tengan beneficios en el primer (dependiendo del caso incluso segundo) año de vida de tu proyecto. Por ello, tendrás que tener mucha paciencia, rebuscar bastante y no desistir en la búsqueda de ese equipo perfecto.

A veces, se encuentra a tu compañero de viaje tomando una cerveza, en una reunión de amigos o simplemente haciendo la compra en el supermercado, pero la verdad es que no es lo usual. Tendrás que moverte localmente por eventos de Networking, donde intentar hacer sinergia con personas que se encuentren en una situación similar a la tuya o donde, incluso, os lleguéis a complementar.

Eventos para emprendedores, cursos de tu oficina local de empleo o charlas en alguna facultad cercana son algunos de los lugares donde podrás encontrar algo de apoyo. Parece que no, pero el hecho de hablar con el resto de asistentes, escuchar sus situaciones y exponer las tuyas de enriquece mucho más de lo que esperas. Darás con personas que lamentablemente no te puedan aportar nada o incluso intenten venderte su producto a toda costa, pero estoy seguro de que tarde o temprano darás con alguien con quien llegar a algún acuerdo y echaros una mano mutuamente.

Entonces, ¿qué profesiones voy a necesitar?

1. Informático

Desde ingenieros informáticos hasta desarrollo web. Uno de los elementos indispensables para tu proyecto desde el principio es y será tu página web. Ese espacio de internet donde muestras lo que haces, creas comunidad imprimiendo tu motivación y obtienes feedback de tus posibles clientes o usuarios. Será tu portfolio, aquello que enseñas tanto a posibles promotores como a futuros clientes. Y por eso, no necesitas cualquier página, sino tu página.

Puede que tengas conocimientos de programación y te aventures a crear y mantener tu propia página web, pero ten en cuenta que mantenerla actualizada, creando contenido de calidad y compartiéndolo (sin contar posicionarlo) te consumirá bastante tiempo. De por sí tu proyecto te consumirá todo el tiempo, así que a veces dedicarle un tiempo extra a la página web es un sobre esfuerzo solo apto para personas con ninguna vida personal.

Mi recomendación es disponer de alguien que cubra estas necesidades, tanto interna como externamente. Si es bajo contratación, intenta que te den un presupuesto que incluya la página web completa y luego mantengas una cuota de mantenimiento que puedas afrontar. No obstante, eso no significa que no tengas que dedicarle tiempo, pues el contenido (si quieres ahorrar más) tendrás que seguir creándolo tu.

Si aún no dispones de alguien así, te recomiendo que contactes conmigo usando alguna de las vías de mi página principal o el botón que encontrarás en la parte superior derecha de ésta misma página. Estaré encantado de estudiar tu proyecto y ofrecerte un presupuesto ajustado a tus necesidades.

2. Diseñador

Otro de los elementos que necesitarás casi desde el principio será crear tu imagen de empresa. Puede ser un logotipo o simplemente tu nombre o el nombre del proyecto que vas a crear. Tendrás que hacer un brainstorming donde plasmes todas las ideas que te surjan acerca de tu empresa. Desde animales, pasando por símbolos abstractos hasta la tipografía que vas a usar.

Los detalles marcan la diferencia.

Invierte el tiempo que necesites para encontrar algo que te guste, pero tampoco intentes encontrar el logotipo de tu vida, pues podrás perderte en el intento. Siempre podrás cambiar o modelarlo posteriormente, si no mira la historia del logotipo de Apple. Por supuesto, puedes hacerlo tu, pero si dispones de una mano (o mejor tableta gráfica) que te ayude con los colores, Illustrator o un trozo de papel, te ahorrarás bastante tiempo.

3. Experto en Marketing

Quizás no desde el principio, pero en algún momento necesitarás saber cómo expresar lo que pasa por tu mente o por tu proyecto. El contenido es tan importante como la forma en la que se exprese, y tener una mala gestión del contenido puede hacer que no tengas éxito, por muy buena que sea tu idea.

Existen incluso más de 50 tipos de marketing aunque el mas incipiente hoy en día es el Marketing digital u online. Éste engloba todas aquellas estrategias o acciones que se llevan a cabo a través de internet. El hecho de no tener presencia online hace que no llegues a una parte muy importante del público, así que tener buenas estrategias de marketing puede ser una ayuda muy importante y en muchos de los casos decisiva.

4. Contable

¿Tengo que formalizar una empresa para empezar? ¿Tengo que darme de alta y pagar la cuota de autónomos desde el principio? ¿Cómo se crean las facturas? Estas y muchas otras mas preguntas se te pasarán por la cabeza. Y lo mejor es que contrates los servicios de un buen gestor que te aconseje de acuerdo con la normativa vigente y te vaya dando soporte conforme lo necesites.

No tener un buen asesoramiento puede hacer que te pierdas en tareas administrativas que no tienen por qué ser necesarias en ese punto. O peor aún que no las necesites en función de la trayectoria del proyecto, con lo que estarías perdiendo el tiempo, tiempo muy valioso.

5. Community Manager

Y si ya tenemos un informático y una web, ¿para qué necesitamos un community manager? Una vez tengamos la página web, hay que meterle contenido y ser muy activo para que tanto Google como tus futuros clientes/promotores vean que hay movimiento. Y ese movimiento, no solo se tiene que ver reflejado en la página web, sino hacer uso de las redes sociales para potenciar ese alcance y valioso feedback que te dan las comunidades.

Aunque pueda parecer una tarea fácil, no lo es. Conocer qué redes sociales son las mejores para tu proyecto, elegir o modificar las nuevas entradas para compartirlas y contestar y manejar los posibles comentarios, problemas y dudas que surjan a los usuarios de dichas redes puede llevar variar horas a la semana.

Por otro lado, tienes que recordar ir haciéndote fotografías a lo largo del día/semana y del contenido que lleva asociado para usarlo posteriormente en estas actualizaciones que se vayan subiendo a la web. Dependiendo del contrato que tengamos con el community manager, éstas fotos pueden estar incluidas y por tanto no tener esa preocupación.

BONUS: 6. Abogado

Y por último, un bonus especial para ti. Cualquier proyecto es libre de ser copiado por un usuario malintencionado, entonces ¿cómo nos cubrimos las espaldas para que esto no pase?

Es muy difícil estar 100% a salvo, ya que en algún momento tienes que presentar tu proyecto al público, ya sean usuarios o promotores como hemos dicho anteriormente. No obstante, patentar tu producto, logotipo o incluso trozo de código es posible y aunque no es gratis, no te costará mucho. Estar aconsejado por un abogado (quizás especialista en patentes) te ahorrará mucho tiempo y encima te podrá ayudar a la hora de crear apartados tales como:

  • Política de cookies
  • Política de privacidad
  • Términos y condiciones
  • Licencias de software

Conclusión

Puede que haya alguna de estas profesiones que no requieras o las suplas con tu vocación, pero ten en cuenta que todo requiere de tiempo y en ese caso tu tiempo. Planifícate, organízate y toma decisiones al respecto que te hagan invertir el menor tiempo posible sin olvidar los gastos que ello acarrea. Lamentablemente no existe una formula del éxito, así que la última palabra la tendrás tu.